Noticias de Bolsa

Punto de no retorno: Los australianos luchan por el derecho a teletrabajar de forma permanente

02.08.2023 11:25



© Reuters. FOTO DE ARCHIVO: El distrito central de negocios (CBD) de Melbourne, Australia, 27 de julio de 2016. REUTERS/David Gray/Foto de archivo

Sídney, 2 ago (Reuters) – Antes de que la pandemia de COVID-19 enviara a un tercio de la plantilla global a casa, la empresa de inspección inmobiliaria de Melbourne que emplea al operador de drones Nicholas Coomber llamaba a sus 180 empleados a la oficina todos los días a las 9 de la mañana para repartir los encargos.

Ahora que trabajan desde casa, los topógrafos se desplazan directamente al terreno a las 7.30 de la mañana, lo que permite a Coomber recoger a sus hijos de la guardería más temprano que antes de la pandemia.

«Si me dijeran ‘todos a la oficina’, probablemente pediría un aumento», dice Coomber, que sigue visitando la oficina una o dos veces por semana. «Tienes más tiempo para la familia. Realmente puedes terminar de trabajar a las cinco, en lugar de terminar a las cinco y pasarte 45 minutos intentando llegar a casa».

Mientras los líderes corporativos, desde el CEO de JPMorgan Chase (NYSE:), Jamie Dimon, hasta el jefe de Tesla (NASDAQ:) y Twitter (NYSE:), Elon Musk, piden el fin de los acuerdos de trabajo remoto de la era pandémica, los sindicatos en Australia están sentando un precedente y luchando, llevando a los tribunales al banco más grande del país y luchando con el gobierno federal para exigir que el teletrabajo se convierta en la norma.

«Todos los cambios profundos en el mercado laboral australiano han surgido de las crisis. Cuando se sufre una sacudida, nunca se vuelve a la situación anterior», afirma John Buchanan, director de la Red de Investigación sobre Salud y Trabajo de la Universidad de Sídney.

«Siempre estamos a la cabeza del mundo anglosajón, digamos que en comparación con el Reino Unido, Estados Unidos o Nueva Zelanda»

Empoderados por la tasa de desempleo más baja en medio siglo, los empleados del Commonwealth Bank of Australia llevaron al banco —valorado en 170.000 millones de dólares australianos (114.000 millones de dólares)— ante el tribunal laboral para impugnar una directiva de trabajar desde la oficina la mitad del tiempo.

En abril, el consejero delegado del tercer banco australiano, National Australia Bank, ordenó a 500 altos directivos que volvieran a la oficina a tiempo completo. En julio, el NAB aceptó un acuerdo sindical que concede a todos los empleados, incluidos los 500 directivos, el derecho a solicitar el teletrabajo, con límites en los motivos de denegación.

Esa misma semana, el sindicato del sector público alcanzó un acuerdo que permite a los 120.000 empleados federales de Australia solicitar trabajar desde casa un número ilimitado de días.

En comparación, los trabajadores federales canadienses pusieron fin a una huelga de dos semanas en mayo con un acuerdo salarial (link) que no incluía la protección del teletrabajo que querían. Y en la Unión Europea, los legisladores siguen negociando actualizaciones de las protecciones del teletrabajo, que datan de hace décadas, para adaptarlas a una economía posterior a los confinamientos, en la que la asistencia real a las oficinas se ha reducido con respecto a los niveles de 2019 desde una quinta parte en Tokio hasta más de la mitad en Nueva York, según la empresa inmobiliaria mundial Jones Lang Lasalle.

«El genio ha salido de la botella: trabajar desde casa es algo que se mantiene mucho más allá del COVID y la pandemia», dijo Melissa Donnelly, secretaria del Sindicato del Sector Público y Comunitario que negoció el acuerdo federal australiano.

«Las posibilidades en torno al trabajo desde casa se han transformado absolutamente», añadió. «Esto es lo que se consigue con este acuerdo. Tendrá un efecto multiplicador en distintos sectores»

CBA y NAB afirman que, incluso antes de los acuerdos sindicales, sus políticas permitían acuerdos de trabajo flexible, que eran muy utilizados.

CONFRONTACIÓN HISTÓRICA

Aunque el número de días de trabajo a distancia que solicitan los empleados difiere según el país y el sector, la brecha entre las demandas de los empleados y las órdenes de sus jefes de volver a la oficina es una constante mundial, afirma Mathias Dolls, subdirector del Centro IFO de Macroeconomía y Encuestas de Hamburgo, que encuestó a 35.000 trabajadores y empresarios de 34 países en el marco de un proyecto con la Universidad de Stanford.

Según la encuesta, el 19% de los empleados con experiencia en este tipo de trabajo querían volver a la oficina a tiempo completo. Los trabajadores querían dos días a la semana de teletrabajo, el doble de lo que querían los jefes, y «la brecha no se está reduciendo», dijo Dolls. «No creo que volvamos a ver niveles de teletrabajo anteriores a la pandemia».

Jim Stanford, director del Centro para el Trabajo Futuro del Instituto de Australia, un grupo de reflexión, dice que los acuerdos sindicales individuales no pondrán fin necesariamente al actual punto muerto, ya que los empresarios obtendrán más poder de negociación si aumenta el desempleo, una consecuencia esperada de la subida de los tipos de interés.

«El peso general de la opinión entre los trabajadores es que les gustaría seguir haciéndolo y creo que una mayoría emergente de empresarios está pensando que no, que quieren que la gente vuelva a trabajar», dijo Stanford.

«Esto prepara el escenario para una confrontación histórica».

CAMBIO EN LA MANO DE OBRA

El cambio al trabajo a distancia, que en 2019 apenas era el 2% de las horas trabajadas en Australia y ha pasado a ser la norma en los empleos de oficina, ya ha perturbado el modelo de negocio de los propietarios de edificios de oficinas, que informan de un descenso de las valoraciones de los inmuebles en un contexto de preocupación por la reducción de la superficie alquilada por las empresas.

Alrededor de una sexta parte del espacio de oficinas de las capitales australianas está vacante, un máximo de varios años, según datos del sector, ya que la asistencia a los puntos de trabajo sigue estando al menos un tercio por debajo de los niveles anteriores a la pandemia.

Mientras que la flexibilidad laboral supone un dolor para los inversores en oficinas físicas (link), los empleados como Coomber, operador de drones, solo ven ventajas: hace poco, la flexibilidad laboral les permitió a él y a su mujer seguir trabajando durante dos semanas cuando sus hijos estaban demasiado enfermos para ir a la guardería.

«Ayuda a llevar la vida un poco mejor», afirma.

(1 dólar = 1,4932 dólares australianos)

(Información de Byron Kaye; edición de Miral Fahmy; editado en español por Tomás Cobos)



Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
bitcoin
Bitcoin (BTC) $ 70,457.88 0.47%
ethereum
Ethereum (ETH) $ 3,516.23 0.85%
tether
Tether (USDT) $ 1.00 0.22%
bnb
BNB (BNB) $ 611.56 0.36%
solana
Solana (SOL) $ 173.04 0.56%
xrp
XRP (XRP) $ 0.608691 1.71%
staked-ether
Lido Staked Ether (STETH) $ 3,508.70 0.93%
usd-coin
USDC (USDC) $ 1.00 0.11%
dogecoin
Dogecoin (DOGE) $ 0.195858 1.25%
the-open-network
Toncoin (TON) $ 7.16 4.81%
cardano
Cardano (ADA) $ 0.590084 0.61%
avalanche-2
Avalanche (AVAX) $ 46.42 0.89%
shiba-inu
Shiba Inu (SHIB) $ 0.000028 0.72%
bitcoin-cash
Bitcoin Cash (BCH) $ 613.77 0.88%
polkadot
Polkadot (DOT) $ 8.46 1.00%
wrapped-bitcoin
Wrapped Bitcoin (WBTC) $ 70,440.87 0.50%
tron
TRON (TRX) $ 0.122315 2.18%
chainlink
Chainlink (LINK) $ 17.77 2.08%
matic-network
Polygon (MATIC) $ 0.882261 0.07%
litecoin
Litecoin (LTC) $ 98.88 2.20%
near
NEAR Protocol (NEAR) $ 6.83 2.17%
internet-computer
Internet Computer (ICP) $ 15.67 0.55%
uniswap
Uniswap (UNI) $ 9.00 4.25%
leo-token
LEO Token (LEO) $ 5.80 2.58%
ethereum-classic
Ethereum Classic (ETC) $ 33.72 0.88%
dai
Dai (DAI) $ 1.00 0.13%
aptos
Aptos (APT) $ 12.12 0.27%
filecoin
Filecoin (FIL) $ 8.12 4.20%
blockstack
Stacks (STX) $ 3.00 2.47%
mantle
Mantle (MNT) $ 1.30 0.54%
cosmos
Cosmos Hub (ATOM) $ 10.82 0.14%
bittensor
Bittensor (TAO) $ 616.49 7.48%
crypto-com-chain
Cronos (CRO) $ 0.149359 2.62%
arbitrum
Arbitrum (ARB) $ 1.42 2.47%
stellar
Stellar (XLM) $ 0.130521 0.21%
immutable-x
Immutable (IMX) $ 2.59 0.77%
vechain
VeChain (VET) $ 0.049533 5.04%
hedera-hashgraph
Hedera (HBAR) $ 0.100554 0.99%
render-token
Render (RNDR) $ 9.17 1.17%
dogwifcoin
dogwifhat (WIF) $ 3.46 4.93%
okb
OKB (OKB) $ 56.96 0.84%
kaspa
Kaspa (KAS) $ 0.144555 1.00%
first-digital-usd
First Digital USD (FDUSD) $ 1.00 0.03%
maker
Maker (MKR) $ 3,372.53 0.75%
pepe
Pepe (PEPE) $ 0.000007 4.06%
optimism
Optimism (OP) $ 2.96 1.67%
the-graph
The Graph (GRT) $ 0.310433 4.31%
theta-token
Theta Network (THETA) $ 2.91 3.85%
injective-protocol
Injective (INJ) $ 32.16 2.93%
fetch-ai
Fetch.ai (FET) $ 2.55 3.13%